¡Ejercítate! ¡Muévete!

slide3

La actividad física aumentada puede darle una vida más larga y una mejoría en su salud. El ejercicio físico no sólo fortalece al cuerpo, permite un mejor desarrollo mental, emocional y social. Además es una excelente forma de distraerse frente a las peticiones desesperadas de tu estomago por saciar tu apetito y de paso quemas algunas calorías.

Otro de los beneficios del ejercicio es el tener huesos sanos, ademas de prevenir enfermedades como la osteoporosis. Al igual que los músculos, estos son tejidos vivos que responden al ejercicio y se fortalecen. Las personas que ejercitan su cuerpo regularmente, poseen una estructura osea mas densa y resistente. Una mejor coordinación y equilibrio corporal son otros puntos a favor del ejercicio físico.

El sedentarismo y el ejercicio

Muchas personas que estudian o trabajan, pasan largas horas sentados en una oficina o en sus casas frente a un computador. El cuerpo permanece en un estado de inactividad que poco a poco va reduciendo nuestras capacidades físicas y por lo general, al no movernos, evitamos quemar calorías que se acumulan en nuestro cuerpo.

Las personas inactivas corren casi el doble de riesgo de morir de una cardiopatía en comparación con las personas que son activas. Si usted no se ejercita con frecuencia, realizar un poco más de actividad física  puede ayudar a reducir su riesgo de padecer estas afecciones. A continuación dejaré algunos ejercicios de estiramiento básicos con los que puede empezar a tomar el habito:

Lleve el mentón al pecho y ayúdese con las manos para ograr mayor estiramiento de los músculos del cuello

1

Incline la cabeza como intentando tocar el hombro con la oreja. Sentirá el estiramiento en la cara lateral del cuello.

2

Rote el cuello mirando por encima del hombro, para estirar los músculos rotadores del cuello

3

Lleve los codos hacia atrás, estirando los pectorales. Sentirá tensión y luego relajación entre los omoplatos.

4

Empuje el codo hacia atrás. El estiramiento se percibe en el hombro y el brazo.

5

Lleve su mano hacia la espalda por encima de la cabeza; con la mano contraria, empuje el codo hacia atrás. Percibirá el estiramiento de los músculos del brazo.

6

Intente tocarse los dedos en la espalda con un brazo por encima del hombro y otro pos debajo. Lleve los codos hacia atrás y sostenga. Está estirando los pectorales y músculos de los brazos.

7

Lleve las manos entrelazadas hacia delante y empuje, estirando los músculos de la espalda y los brazos.

8

Entrelace las manos y eleve los brazos, con las palmas hacia arriba. Estírese como a tocar el techo, manteniendo rectos los codos.

9

Estire los músculos de los antebrazos, muñecas y dedos, realizando presión con la palma, sobre los dedos.

10

Tome un pie con la mano del mismo lado; llévelo hacia atrás, estirando los músculos de la parte de delante de la cadera. Mantenga la espalda recta.

11

Abrace una rodilla con sus dos brazos, manteniendo la espalda y la pierna de apoyo rectas. Sentirá estiramiento de la región glútea y  en la pierna de apoyo.

12

Ubique un pie delante del otro. Doble lo más que pueda la rodilla de adelante, manteniendo la espalda y la pierna de atrás rectas, sin  levantar los talones del piso; sostenga la posición a medida que estira los músculos posteriores de la pierna.

13

Incline el tronco a medida que lleva el brazo por encima de la cabeza. Sentirá el estiramiento de los músculos de los lados del tronco.

14

Dedicar solamente 10 minutos de nuestro tiempo a estos ejercicios puede traernos un sin número de beneficios que nos ayudaran a conservar un cuerpo sano y una vida duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Protected by WP Anti Spam