Compromiso o Rechazo de la Vision

Cada vez más se observan personas con, actitudes, habilidades y destrezas que desempeñan en sus puestos de trabajos y realizan competencias gerenciales que hacen la diferencia en el desarrollo de una gestión eficiente donde participan efectivamente en los mercados laborales.
En el sistema laboral, se necesitan personas capacitadas y entrenadas para poder ejecutar eficientemente las funciones de su trabajo y lideran el cambio en las organizaciones vinculadas al sector y la necesidad de fortalecer las capacidades que forman parte e influyen la visión a Futuro. Es impresionante ver como el mercado se ha vuelto tan agresivo en las ultimas 2 décadas, todas las técnicas clásicas de administración parecen haber quedado obsoletas en cuestión de años, al parecer la caída del comunismos soviético y la globalización le dieron un giro drástico al mercado mundial, la competencia entre empresas es increíble!!! cuantas marcas compiten en el mercado, en cada lugar de las ciudades estamos siendo bombardeados por publicidad, sin duda que los administradores y los mercadologos son los que tiene el mayor reto, innovar, actualizarse e ingeniar nuevas formas de captar a la atención del usuario es sin duda el mayor reto al que nos enfrentamos todos los que aspiramos a llegar a estar al frente de una empresa, sin lugar a dudas las estrategias y las tácticas serán decisivas para ganar esta guerra entre empresas.

Sin duda alguna para tener buenas estrategias en una empresa se necesita romper paradigmas, pensar lo impensable, sobre todo aprender del historial de la empresa, entender la situación actual y tener una visión de lo que se cree y no se cree que pueda suceder, desarrollar una capacidad de adaptación rápida que dé respuesta a los problemas actuales y ver en la crisis la gran oportunidad que una EMPRESA NO DEBE RECHAZAR.

Publicado en Opinion del Lector | 17 comentarios

LA NECESIDAD DE UN NUEVO PARADIGMA

LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL

Es sintomático que el interés por los temas relacionados con la estrategia empresarial o con la necesidad de estudiar, diagnosticar y evaluar el potencial estratégico o la posición competitiva de la empresa como de los sectores de la economía, viene muy influenciado por la existencia de dos hechos coyunturales de los últimos años:

a)    Procesos de gran expansión de la empresa, tanto a nivel de productos como de mercados.

b)    Situaciones de crisis económica que ponen en peligro la supervivencia de la empresa.

El interés del análisis estratégico, es ver la complejidad de la actividad de las empresas frente a ese entorno cada vez más cambiante, esto implica ver la complejidad externa (entorno) y organizativa y gestión (interna). Esto se debe a que la empresa en los últimos años se ha enfrentado a un entorno hostil y se ha visto desorientada por la naturaleza de la crisis de los últimos años.

Los efectos más destacables de la falta de adecuación de la dirección de la empresa ante la nueva situación se pueden resumir en:

1-    Las técnicas de gestión y los modos de dirección convencionales se muestran ineficaces para orientar a la organización en el entorno en que viene actuando y en el que se enfrentará en el corto plazo.

2-    La dirección de la empresa siente que pierde el control de la situación, persigue soluciones <<a corto plazo>> y <<parciales>>, pero olvida los problemas de fondo.

3-    Como los problemas de fondo no se resuelven y los de cada día no desaparecen y se acumulan a aquellos, la tensión en el grupo directivo es elevada iniciándose el conflicto en el grupo humano y comenzando la crisis interna de la organización. La turbulencia ha entrado en el seno de la empresa (dimensión interna del <<problema>>).

Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué hacer? ¿Qué tipo de dirección se necesita?

 – Salir de la crisis -. Sobrevivir -. Incrementar la eficacia –

Responder a estas interrogantes es la tarea de la dirección estratégica, con el objetivo de formular la estrategia de la empresa. Frente al cambio estructural se debe buscar con urgencia una respuesta al problema estratégico.

Es necesario un nuevo planteamiento del management y para ello se presenta la conveniencia de un cambio de actitud de la dirección, para posibilitar la rápida adaptación de la empresa a un entorno turbulento.

Se puede afirmar que la función del management se ha basado tradicionalmente en una constante preocupación por la eficacia. Ahora bien, en un entorno estable tal vez pueda seguir siendo aceptable que los directivos centren sus esfuerzos sobre la eficacia, pero en un entorno turbulento es indispensable concebir el management en estrecha relación con la evolución de dicho entorno, ya que (dadas las circunstancias de un entorno turbulento) los factores de performance (ejecución, representación) de las empresas están fundamentalmente relacionados con su capacidad de dominar el cambio y de adaptarse a esas turbulencias.

La experiencia muestra que el éxito y la supervivencia de las empresas a largo plazo depende mucho más de los progresos en su eficacia que en su eficiencia, y sabemos que de los dos tipos de cambios que se llevan a cabo en la empresa, los cambios en las relaciones empresa-entorno afectan básicamente a la eficacia, mientras que los cambios internos afectan principalmente a la eficiencia (Hofer y Schendel,1978). Así, una empresa sometida a las turbulencias de su entorno puede fracasar a pesar de ser muy eficiente, si no les dedica la atención adecuada. No basta, en términos de Druker, con hacer las <<cosas correctamente>>, hay que hacer las <<cosas correctas>>.

Publicado en E-Gestión Estratégica | 15 comentarios

Conceptos Generales y Evolución de los Sist de Dirección Estratégica


Publicado en E-Gestión Estratégica | 16 comentarios

Competencias Estratégicas para la construcción de un liderazgo del siglo XXI: El Inicio

Existencialis Momentum  antojadisima frase, eterea para algunos, de retos para otros; sin lugar a dudas sugiere una época donde las competencias gerenciales hacen la diferencia en el desarrollo de una gestión eficiente y se constituyen en las herramientas estratégicas para mantener posiciones de privilegio competitivo en los mercados que participa. ¿Podrían éstas contribuir en el desarrollo de una gestión académica dinámica?. Antes de continuar les invito a degustar uno de los tantos videos encontrados en YOUTUBE que de verdad nos lleva a meditar un poco sobre el tema.

Imagen de previsualización de YouTube

Tal parece que no tiene mucho sentido hablar del rol gerencial de la educación terciaria; cuando llevamos años formando profesionales sin plantearnos la necesidad de qué es lo que se supone que debemos hacer para desarrollar competencias gerenciales Educativas que vincule la realidad productiva con los procesos de la Dinámica Académica que respondan a los retos planteados por ésta realidad. Lo anterior requiere de profesionales como agentes de cambio que propongan nuevas estrategias para la innovación total en la cadena de valor y se traduzca en rentabilidad cognitiva que se refleje en el aporte a la sociedad para el desarrollo socio económico de una Nación.

Ahora es cuando debemos hacer un alto y cuestionar que tanto ha hecho la Educación Formal para la construcción de un liderazgo efectivo que responda a los retos planteados. A la fecha nos hemos enfrascado en la docencia de la Administración y no en la Administración de la Docencia, no es lo mismo eh!!!. El momento llega y pregunto: ¿Realmente hemos desarrollado Competencias Gerenciales que respondan a los retos planteados por la era del conocimiento, para citar un ejemplo? Lo anterior nos debería lleva a pensar no solo en la brecha digital sino en la Brecha entre la teoría y la práctica en tiempos de cambio debemos demostrar matemáticamente que su tendencia sin lugar a dudas debe ser cero. Acertadamente (Mohanan 2005) afirma: “Si no ha habido aprendizaje, no ha habido enseñanza; y de manera semejante, si al aprendizaje le falta calidad, en esa medida la actividad docente no ha tenido ÉXITO.” Lo anterior es radical para que nuestra atención se centre en un primer plano, en nuestras actitudes como Maestros y debemos preguntarnos: Si vamos a una labor educativa, a explicar un tema; o vamos a clases a ayudar a aprender? Buena Pregunta, NO!!!

La educación es el recurso más valioso con el que cuenta una sociedad. Como tal, es un elemento que debe evolucionar y crecer tanto en cobertura como en calidad. Tarea en la que más allá de los Ministerios de Educación, confluyen e interactúan múltiples entidades de las más diversas índoles. El mejoramiento y lo sofisticado de los procesos de ejecución y gestión de recursos junto a la necesidad de contar con más y mejores agentes de cambio es parte de los retos fundamentales que enfrentan las organizaciones vinculadas a los Sistemas Educativos. Para ello es urgente replantear todo lo hecho hasta el momento e iniciar la reforma que nos lleve a desarrollar el Capital Humano de competencias Estrategicas Gerenciales que lideren el cambio en las organizaciones vinculadas al sector y fortalecer las capacidades que forman parte e influyen con visión a Futuro. Debemos corresponder las entidades, actores e instancias que intervienen en el proceso para así contar con un liderazgo, altamente capacitado, que pueda traducir las necesidades Productivas de un país y relacionarlas sistémicamente con las diferentes disciplinas para facilitar la transferencia de conocimiento y riquesa que asegure el balance entre las Competencias Estratégicas basadas en tecnologías y la realidad nacional en todos sus escenarios.

La existencia de un Programa de E-Gestión Estrategica permanente sería un catalizador del protagonismo decisivo entre los miembros del desarrollo del conocimiento y, quienes participemos en el programa actuaríamos como facilitadores del proceso que va desde la revisión de la pertinencia de los currículos formativos; renovación e integración de los desarrollos metodológicos y tecnológicos; creación de nuevas culturas profesionales e institucionales, la articulación entre las labores docentes y de investigación, entre otras funciones que son parte de la complejidad del problema.

Desde hace algunos años se insiste una y otra vez que las posibles soluciones a los temas anteriores tienen que sustentarse sobre criterios de calidad. Por lo tanto es necesario crear un liderazgo y antes de tomar una decisión debemos tener conciencia de que hay un problema, determinar las causas, definir estrategias y confeccionar el plan de acción que las ejecute para responder a los retos que plantea el siglo XXI; fusionando las competencias gerenciales clasicas con las herramientas sustantivas aportadas por Electrónica que van más allá del Conocimiento; éste sería el eslabón perdido que necesitamos para una ESTRATEGIA a futuro. Haber que nos dice la VACA.

Imagen de previsualización de YouTube
Publicado en E-Gestión Estratégica | 19 comentarios

QUO VADIS……. TIC, TIC, TIC´s Nicaragua

Mano de Tecnología

Raúl J. Chang T.

Vivimos en un mundo cambiante que deja en claro que somos, una generación que se desempeña en una época donde las TIC´s  se constituyen en el principal activo de toda empresa que desee mantenerse en mercados competitivos.

Los avances tecnológicos influyen directamente en el mundo de los negocios y hacen evidente la existencia de ESTRATEGAS que deben tener amplios conocimientos en materia de manipulación de la información; vital para la toma rápida de decisiones y una gestión Directiva más Eficiente que eficaz, términos que lamentablemente muchos colegas confunden las definiciones creyendo que son complementarias y en algunos casos caen en el craso error de afirmar “SEREMOS EFICIENTES Y EFICACES…..Bla, bla, blaa….” Piensen y se darán cuenta el porqué del error, sino se los dejo de tarea.  Sin embargo, aún conscientes de que un buen administrador es aquel que posee, domina y manipula la mayor cantidad de información a fin de tomar mejores y acertadas decisiones.  Insisten en levantar barreras, a veces infranqueables, para aquellos que administran los procesos productivos de forma general.

Las nuevas generaciones deberán ampliar su capacidad de juicio en materia de Gestión Estratégica del Conocimiento; a fin de que puedan tener mayor incidencia en la toma de decisiones de la Organización, que al final también será su responsabilidad.  Y terminar el tabú existente de delegar la autoridad por incompetencia enmarcada dentro de un analfabetismo tecnológico que hoy en día se manifiesta como un lastre y marca la diferencia entre el buen administrador y el mediocre. Pensemos, jóvenes y futuros Estrategas hacia donde vamos…..

Publicado en E-Gestión Estratégica | 21 comentarios