El estado de Origen y Aplicación de Fondos

El estado de origen y aplicación de fondos es una herramienta financiera comúnmente utilizada en el análisis dinámico del Balance general.  Su utilidad es brindar información sobre el desempeño financiero del negocio en relación con la generación y uso del capital financiero en un período determinado.

Al interpretar el estado de origen y aplicación de fondos, podemos tener una imagen general del equilibrio financiero de la empresa en cuanto al uso del capital, es decir cuáles han sido las decisiones de inversión y financiamiento.

El estado de origen y aplicación de fondos, se compone de dos elementos fundamentales, los orígenes de fondos y las aplicaciones de fondos.  Los orígenes, son todas aquellas operaciones generadoras de capital, como por ejemplo, la cobranza, la venta de inventarios, adquisiciones de deudas, ampliaciones de capital, las utilidades del ejercicio y aquellos gastos no desembolsables como la depreciación.

Las aplicaciones de fondos son operaciones que generan necesidades de capital producto de las inversiones en activos corrientes, activos a largo plazo, pago de deudas, pago de dividendos y retiros de capital.

Para ampliar este tema, leer presentación sobre este tema.


Esta entrada fue publicada en Finanzas de corto plazo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Protected by WP Anti Spam