¡Redacción para la vida!

Hágase una pregunta: ¿Sabe cuan importante es  tener bien desarrollada la habilidad de la redacción en nuestros tiempos?. Dada la importancia que tiene el aprendizaje de la redacción para poder comunicar nuestras ideas, y lo urgente que es esta habilidad cuando se está en la Universidad, antes de pasar al plano profesional, comparto con ustedes este artículo para la reflexión. Espero sea útil y de su gusto.

Hoy, aprende a redactar…  Más tarde, el desempeño profesional te dará las razones.

escribenRedactar es una habilidad que aprendemos a desarrollar en el transcurso de nuestra formación. A medida que avanzamos en los niveles de educación (de primaria a universidad), la exigencia por mejorar nuestra habilidad de redactar se vuelve mayor. Algunos pensamos que se trata de un arte, sobre todo por el hecho de ser una actividad perfectible, mientras lo ensayamos y lo convertimos en parte de nuestro diario vivir.

En la vida universitaria, este medio de comunicación se vuelve indispensable, por constituir una de las principales formas del sistema de evaluación que utilizan nuestros docentes. Los ensayos, los informes, los proyectos, los textos paralelos, las investigaciones, las síntesis, y otros documentos que debemos construir, requieren de nuestra atención especial y de nuestro arte, para alcanzar los objetivos que nos proponemos comunicar. El arte de redactar, consiste en exponer de manera coherente nuestras ideas y aportes, sobre los temas académicos que contribuyen a la formación profesional.

La redacción es una base para la formación universitaria. Es un medio de comunicación necesario, así como la lectura y la oratoria. Cada uno de estos elementos del lenguaje hace que las y los profesionales actuales puedan desempeñarse de manera pertinente, respondiendo a los retos y a las necesidades que se presentan en una realidad. Todo profesional que egresa de la formación universitaria con altas deficiencias en el campo de la redacción, tendrá mayores dificultades para enfrentar las exigencias del dinámico mundo laboral.

Si se aprende a redactar adecuadamente, la profesión que se estudia lo agradecerá, porque saber redactar es un paso para garantizar el éxito dentro del mercado laboral. La expresión escrita es uno de los parámetros que evalúan los departamentos de recursos humanos en la fase de reclutamiento de personal, antes de determinar la selección.

El aprendizaje de la escritura correcta es una tarea de todo profesional, y se debe hacer esfuerzos por lograrlo así. No existen carreras profesionales que posean la exclusividad para el desarrollo de la habilidad de redacción, en otras palabras, la redacción es necesaria en todos los campos profesionales.

De manera equívoca, muchos estudiantes en determinadas carreras, piensan que la habilidad de redactar no corresponde con su competencia, sobre todo, cuando la profesión está relacionada con cálculos y números. Este fenómeno lleva a los estudiantes a crearse prejuicios en la receptividad de algunas materias del componente básico, y otras de carácter electivo del pensum académico de su formación universitaria.

Para rectificar la idea de que la redacción no es necesaria en carreras que se relacionan con números y cálculos, pensemos en un par de ejemplos:

Un estudiante de la carrera de contabilidad, al graduarse, consigue una oportunidad laboral en una organización o institución. Su trabajo será en el área contable, pero los informes que debe generar para la rendición de cuentas de los proyectos no serán únicamente financieros, también deberá elaborar informes narrativos, y su habilidad de expresión escrita será clave en la toma de decisiones de la organización.

Un estudiante de ingeniería o de arquitectura que lograse trabajar en cualquier institución, no tendrá únicamente que dibujar planos, sino que, deberá escribir los términos de referencia para la subcontratación de servicios profesionales necesarios. Además, es posible que corresponda elaborar proyectos de desarrollo estructural donde los planos trabajados serán una parte de todo el trabajo por proyectar.

Para apoyar a las y los estudiantes en el cultivo de la tarea de redactar, planteamos algunas sugerencias:

Reflexionar una lectura corta cada día, sobre un tema que llame la atención, para estimular la apertura cognoscitiva y encontrar nuevas palabras para nuestro vocabulario.

Buscar el significado de las palabras desconocidas para comprender nuestra lectura.

Ejercitar escritos cortos sobre temas que nos interesen, por ejemplo el resumen de la parte más significativa de las clases en las que participamos a diario.

Estructurar mentalmente y por escrito lo que deseamos expresar antes de redactar.

Seleccionar el tema sobre el cual nos interesa escribir.

Tomar en cuenta qué deseamos lograr con nuestro escrito.

Tener presente hacia quién estará dirigido nuestro escrito.

Bosquejar las ideas del escrito que deseamos generar.

Desarrollar las ideas bosquejadas acudiendo a nuestros conocimientos de gramática y ortografía.

Una vez terminado nuestro escrito, revisarlo centrándose no solo en la forma sino también en el contenido, para verificar que expresa lo que realmente esperábamos.

Revisar el escrito otras veces más intentando corregirlo, porque sabemos que siempre podrá ser mejorable. También es sugerido que se lo pasemos a otros lectores para que nos ayuden en la corrección de forma y contenido.

Estas prácticas podrán ayudarnos a ir perfeccionando nuestra habilidad de redacción mientras estamos en la universidad, de manera que al egresar, obtengamos una sólida base para interactuar en el mundo profesional.

La habilidad de redactar es útil en toda profesión, y todo profesional tendrá mejores competencias si logra desarrollar esta y otras habilidades que favorecerán su formación, proporcionando valores agregados. De ser así, estará en capacidad de dar respuesta satisfactoria a las exigencias del medio profesional. Las y los estudiantes junto con sus docentes deben trabajar en corregir las limitaciones que poseen en el campo de la redacción, aprender y ejercitar estrategias que permitan motivar las capacidades de redacción que cada cual posee por naturaleza cognoscitiva.

Recomendaciones para visitar y corregir sus inquietudes prácticas en redacción:

Taller de ortografía y redacción básica

La comprensión lectora y la redacción en estudiantes universitarios

El primer link está centrado en reglas ortográficas. El segundo contiene la relación entre lectura y redacción, reflexiones y sugerencias. De hecho, lectura y redacción no pueden verse por separados como formas linguisticas. Buen provecho con el material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Protected by WP Anti Spam