Efecto pigmaliòn

Libro

De esta historia surge lo que conocemos por “efecto Pigmalión”, pues no es más que un modelo de relaciones interpersonales según el cual las expectativas, positivas o negativas, de una persona influyen realmente en otra persona con la que aquella se relaciona.

 En tu papel de maestro eres un “Pigmalión” a veces positivo, a veces negativo; pero eres un Pigmalión.

 El conocer el aspecto psicosocial de una persona te facilita herramientas para comprender que como seres humanos somos producto de un medio, de una cultura la cual ha incidido en nuestra formación y desarrollo a nivel físico, cognitivo, afectivo y espiritual.

 Cuando uno se enamora de su obra, como lo hizo Pigmalión, es capaz de darle vida a su creación pues todo aquello que se desea desde la profundidad del alma al unísono con el pensamiento el universo entero (los dioses) se confabula para dártelo.

Tomado del libro “El canto del pàjaro” de Antony de Mello

Esta entrada fue publicada en Reflexión Teológica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Protected by WP Anti Spam